por

¿Donde están los jóvenes en los Clubs de montaña?

Yo entré en mi Club a los 18 años, hace ahora 30 y en aquel  tiempo en Valencia el movimiento asociativo era un bullicio de gente que buscaba en los Centros excursionistas un lugar de encuentro, de convivencia con otra gente que estimaba su territorio, y que ponía a su disposición su experiencia para acercar a los más jóvenes.

Muchos de nosotros procediamos de asociaciones juveniles de tiempo libre, mayoritariamente scouts, asociaciones de vecinos, Cruz Roja, asociaciones culturales y ecologistas…todos teniamos en común nuestra atracción por los deportes de montaña, y gracias a las Secciones deportivas y  a su gente veterana nos introdujimos en el senderismo de la mano de Vicent Peñafort ( compañero del pionero del senderismo Enric Aguadé), de Rafa Cebrián  (alma mater del montamismo valenciano) de  Soler Carnicer ( ex presidente de la Federación Valenciana de Montañismo y veterano escritor de turismo) y de otros muchos más jóvenes entonces que  hollaron cumbres de 8.000 m y el Everest como Juan Carlos Gómez, Rafa Vidaurre, Coque Perez, Moises Garcia, Joan Grifoll…

De todos ellos aprendí a respetar y conocer la media y la  alta montaña y sus habitantes, a saber que hay que progresar poco a poco y dedicarle un tiempo  a la formación técnica..al final me decidí por formar parte de una Sección Infantil y juvenil en mi Club que irrumpía en el escenario asociativo como un grupo laico, independiente que tenia como signos de identidad el contacto con los deportes en la naturaleza y la educación al aire libre.

Ese grupo fue creciendo en los 80 y llegó a los 90  con un amplio historial de actividades deportivas..Con el tiempo asumí la Dirección de la Escuela Valenciana de Aire Libre, encargada de formar a monitores y técnicos deportivos que  sentarian la base de los jóvenes socios…Pero las condiciones de la sociedad fueron cambiando…la falta de monitores en los Clubs que lleven chavales ha ido aumentando, en busca de salidas profesionales dejando el voluntariado para buscar trabajo y la oferta de otras entidades e Instituciones tambien han hecho mella…y en este proceso solo ha quedado un grupo de monitores que organizan cada año un campamento infantil en verano y excursiones para familias…algo queda de todo aquello pero la inversión en formación ha sido importante..y ahora reflexiono que ha podido pasar, si lo hicimos bien o si nos equivocamos en algo

Por mi pertenencia a la Federación Española y Valenciana de Deportes de montaña, he tenido la ocasión de hablar de estos con presidentes de Clubs y con las pocas vocalias de juventud que quedan en  las entidades excursionistas…han ido desapareciendo , los monitores han echado raices en otras asociaciones o buscan trabajo y no hay relevo generacional a corto plazo, quedando socios que como padres intentan mantener la actividad infantil. Además este proceso no es único de las entidades excursionistas, en el movimiento scout  también está padeciendo esta falta de monitores y de motivación, y esto puede suponer un grave problema para reforzar a las entidades que  disfrutan de la montaña y que precisan de un sistema solido y estable para garantizar la continuidad de procesos educativos.

Me consta que algunas Federaciones como la catalana, vasca, murciana y la andaluza entre otras  promueven campamentos y acampadas con los chavales, promocionan campeonatos  con ayudas a los niños asociados, apoyan una cuota familiar e infantil , pero todo esto no es suficiente y la cantera de los Clubs desaparece o se diluye solo de forma ocasional en los campeonatos de escalada y de carreras por montaña donde aumenta progresivamente…En Aragón ,Madrid y Castilla y León aparecen nuevas iniciativas de fomentar la cantera juvenil o fomentar las excursiones en familia…

Hace tiempo estuve en el Centre Excursionista de Catalunya y el Centre Excursionista de Alcoi con el que me unen una amistad de muchos años. En los 80 intentamos crear una Coordinadora de grupos juveniles , y establecimos contactos con gente de Andalucía, Murcia y Pais Vasco…pero todos estos esfuerzos se han reducido a que los Clubs mantienen como pueden una sección juvenil con lo mismos cuadros de monitores o de la Junta Directiva de hace años...y es preciso renovarse, reflexionar y establecer una estrategia para no perder algo tan valioso como la cantera juvenil que será el futuro de la Entidad.

Me gustaría desde este blog animar a los Clubs que en España organizan actividades infantiles y juveniles, que persisten en organizar campamentos y cursos de formación para escolares, y quería animar a las Federaciones deportivas  a que apoyen a las Vocalías de Juventud reforzadas por las de naturaleza, formación y las áreas deportivas de  tecnificación deportiva.  Quisiera contar experiencias positivas de otros Clubs con chavales y os invito a que me hagais llegar estas iniciativas para difundirlas y  apoyar con  experiencias concretas a otros Clubs que padecen este problema…

A mi en este momento me queda la satisfacción de haber formado cientos de jóvenes en mi Club, que ahora tienen hijos  y que siguen yendo a la montaña , ya fuera del Club, pero se les ha quedado una “huella educativa” que permanece en su interior...me alegro de que recuerden las travesías por el  Pirineo, los campamentos de alta montaña, las escaladas por la Comunidad Valenciana, el arreglo de refugios de montaña, la colaboración en campañas conservacionistas, la limpieza de cavidades, la iniciación a la bicicleta o al piraguismo, las actividades con el barrio en su lucha por dignificar nuestra ciudad….en todos estos chavales que ahora tienen sus 30 años o más espero que podamos sacar una nueva generación de deportistas que son conscientes de que no debemos olvidar la montaña y que los Clubs  están para atenderlos , acogerlos y dar satisfacción a sus demandas….

La tarea no es fácil, luchamos con otros factores en 2013 como las nuevas tecnologías, la amplia oferta de actividades que proceden de iniciativas públicas y privadas, las modas deportivas y en consumo de ocio rápido , pero creo que es importante que los jóvenes participen de alguna forma en un proyecto colectivo , en el que cada uno ponga algo de su parte para alcanzar metas más altas…así crearemos cantera y personas solidarias y maduras con la sociedad y con la naturaleza…